Cofepris vs. Dióxido de Cloro

La República de las letras

Periodista Humberto Musacchio

30 de Julio de 2020

La Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) tiene entre sus funciones el control y vigilancia de los establecimientos de salud y de aquellos que procesan productos u ofrecen servicios con el mismo fin; la prevención de los efectos nocivos de factores ambientales, la salud ocupacional y el saneamiento básico; el control de la donación de tejidos y órganos humanos —debemos suponer que también el tráfico de éstos—, la investigación y los trasplantes. Debe impedir la circulación y venta de los llamados “productos milagro”, los cigarrillos ilegales (¿y los legales?), el alcohol adulterado e incluso los artículos para el cuidado personal.

Como puede verse, la Cofepris tiene demasiada chamba y no puede con todo. Por ejemplo, hace unos días una empresa belga le entregó mil pruebas rápidas para la detección de covid-19, cada una de las cuales cuesta 200 euros. Sin embargo, hasta ahora, nadie sabe dónde están las dichosas pruebas ni la Cofepris informa de su paradero.

Siga Leyendo de Click aquí:      Seguir Leyendo en su columna del Excelsior